Juegos de ordenador: Venga, que todos somos unos putos viciados.


San Andreas: Strikeback de la polémica

Publicado en Juegos de ordenador: Venga, que todos somos unos putos viciados. el 26 de Julio, 2005, 13:53 por Prime

Bien, para quienes no lo sepan, los amigos de los EE.UU. (también conocidos como ESTATES), han decidido, en su inmensa sabiduría, retirar de todas las tiendas del mercado el juego GTA: San Andreas. Atentos a la explicación: por sus escenas de sexo.

Lo dibertido de todo el asunto es que esas famosas "Escenas de sexo" en San Andreas, que no las busquéis porque no existen, se basan en un trucaje que hicieron unos viciados trasteando y haciendo unas escenitas la mar de divertidas que los amigos de la censura pensaron que era del juego. Muy bien por ellos, ya que han encontrado la escusa que les hacía falta para censurar por completo un juego... UN JUEGO!

Parece que este tipo de juegos puede hacer que los más pequeños se lo crean y se vuelvan unos aberrados de tomo y lomo asesinos de masas... Pero esto plantea algunas cuestiones, cuando menos, curiosas, que paso a analizar.

Para empezar se supone que existe un código desde no hace mucho que sirve para clasificar los juegos de este tipo. Es decir, si en un juego aparecen drogas, en la carátula del mismo aparece el icono, perfectamente identificable, de una jeringuilla. Si aparece violencia, pues sale un puño. Estos iconos sirven igual para escenas de sexo, palabrostias, violencia gratuita y un largo etcétera de cosas que, evidentemente, hacen que la edad mínima para el juego valla en aumento. Es decir, que la gente que puede comprar el juego ha de ser mayor de edad. El caso de San Andreas no es diferente, y teniendo en cuenta que debe tener toda la colección de iconitos, sólo los muy mayores deben poder comprar el juego, por lo que, incluso en el inexistente caso de que esas escenas de sexo pasen en el juego, no es escusa para retirarlo (sobretodo teniendo en cuenta otros juegos como el LArry, o el de la mansión Play Boy).

Vale, ahora tenemos a un tio mayor, perfectamente capaz y, quizás, socialmente admirado (no olvidemos que la mayoría de los patrik bateman de la vida juegan al quake para "relajarse" tras ganar sopotocientos millones en unas cuantas horas en Pierce & Pierce en plena calle Wallstreet) que quiere comprar un juego y no puede... Bien. ¿no deberíamos extender esto al porno puro de películas? Quizás una revisión a libros clásicos nos hagan percatarnos de que debemos censurar obras como la de Luces de Bohemia, Trópico de Cáncer y de Capricornio, y un largo etcétera de obras cuyo contenido sexual no sólo se ha leido si no que, además, están considerados como clásicos de la literatura universal (pese a quien pese).

Además debemos recordar que esta medida ha sido tomada por un país que no dudó en prohibir el movimiento de pelvis de Elvis (si tios, aunque parezca mentira). Y cuya alta moralidad por un lado compensa por su falta de la misma por el otro. Toda una joya.

Bien, al margen de eso, imagino la publicidad que ésto supondrá para la saga GTA, que, espero, se crecerán ante este "premio" que la sociedad más importante del planeta les regala. Francamente, a mí me encantaría ser censurado por los estates.

Un saludo y sed buenos, aunque eso no tenga nada que ver con las leyes.